Celebraciones importantes en el mes de Octubre del 2021

 

SÁBADO 2

LOS SANTOS ÁNGELES CUSTODIOS

LOS SANTOS ÁNGELES CUSTODIOS. del griego angelos "nuncio" y del latín eclesiástico, "mensajeros de Dios" (siglo XVI). Los Ángeles custodios son espíritus puros creados por Dios para su ministerio. Dentro de la jerarquía angélica se ubican en el Tercer Coro, junto a Principados y Arcángeles. Los Ángeles Custodios o de la Guarda, son los que Dios tiene señalado a cada mortal para su custodia o guarda; tal como lo afirma el Salmo 90 (11-12): "El Altísimo mandó a sus ángeles que cuidasen de ti; los cuales te guardarán en cuantos pasos dieres; te llevarán en sus manos; no sea que tropiece tu pie contra la piedra". El Catecismo de la Iglesia Católica (n. 336) indica: "Desde la infancia a la muerte, la vida humana está rodeada de su custodia y de su intercesión. 'Nadie podrá negar que cada fiel tiene a su lado un ángel como protector y pastor para conducir su vida' (san Basilio Magno)". Amplias son las referencias que se encuentran en las Sagradas Escrituras en las cuales el Padre envía a su celestial mensajero para auxiliar a los justos. Monseñor Enrique Díaz Díaz (2018), evoca: ¿Quién no recuerda las oraciones infantiles, dirigidas por nuestra madre, encomendándonos al Ángel de la guarda? ¿Quién no ha sentido la necesidad de protección y de cuidados en los momentos más difíciles de nuestro peregrinar, y volteamos angustiados buscando algún refugio? [...] "Los Ángeles" o "el Ángel de la guarda", es una bella forma de sentir la presencia de Dios en nuestra vida y acogernos a su providencia, sobre todo, en los momentos difíciles. El hombre no está en un torbellino de maldad, perdido sin esperanza [...] En la historia de la salvación se hace presente Dios ante el hombre por medio de sus ángeles.
PLEGARIA: Ángel de mi guarda, dulce compañía, no me desampares ni de noche ni de día. No me dejes sólo que me perdería.

 

 

LUNES 4

SAN FRANCISCO DE ASÍS


SAN FRANCISCO DE ASÍS,
del italiano antiguo: "franco", "francés" (1182-1226). Fundador. Nació en Asís, Italia. Perteneció a la nobleza. Al escuchar la cita "No lleven nada para el camino, ni bastón, ni alforja, ni pan, ni dinero, ni tampoco dos túnicas cada uno" (Lc 3, 9), rechazó una vida de riqueza y comodidad, para mutarla por la de la soledad, penitencia y oración. Se cuenta que estando en oración ante el llamado Cristo de san Damián escuchó una voz que le dijo: "Francisco renueva mi Iglesia"; primero lo interpretó como reconstruir la ermita en ruinas donde se encontraba el crucifijo. Sin ayuda inició la reedificación de la capilla. Con el tiempo, reflexionó y comprendió que la "renovación" no era de la ermita sino de la Iglesia como institución; que debería restaurar la mística del Maestro y devolverle la pobreza, humildad y el espíritu de las primeras comunidades cristianas. Al ver su transformación, muchos se burlaban de él y consideraban que había perdido la razón; otros se unieron a él y con ellos fundó, en 1221, una fraternidad, la que al correr de los años sería la Orden de Frailes Menores (Franciscanos), para la cual escribió una Regla. Participó con Clara de Asís, en la fundación de la Congregación de las Clarisas. Estando en un éxtasis, recibió los estigmas de la Pasión. En vida se le consideró santo y ejemplo del verdadero cristiano. Francisco practicaba la caridad sin límites: consentía a los enfermos y besaba a los leprosos; misma virtud que le llevaba a tratar con respeto y amor a los animales con los cuales, se afirma, podía comunicarse; por ello en su Cántico del Sol llama hermanos a todas las criaturas. Dios le concedió el don de profecía y el don de milagros. Casi ciego ya por la mucha penitencia y continuo llorar, antes de partir a reunirse con su Amado desde su tierra natal, exclamó: "Sea bienvenida mi hermana la muerte". Canonizado en 1228. Ha sido llamado "el Cristo de la Edad Media", "el Seráfico", "el Alférez de Cristo", "el Poverello de Asís", y el poeta Lope de Vega le otorga el título de "Lugarteniente de Cristo".


 

JUEVES 7

NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO

NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO, del latín, "corona de rosas" (1208). Según la Tradición, a través de una aparición la Santísima Virgen encomendó a Santo Domingo de Guzmán (8 de agosto) propagar el rezo del Santo Rosario. "El rosario es oración contemplativa y cristocéntrica, inseparable de la meditación de la Sagrada Escritura" (Benedicto XVI, 2006). Es la devoción Mariana por excelencia, por su carácter bíblico y universal. San Pío V (1566-1572; 30de abril) en 1569 prescribió y recomendó el rezo del Santo Rosario como se hace en la actualidad: con un Padrenuestro, diez Aves Marías y Gloria. En 1913, san Pío X (1903-1914; 21 de agosto) estableció su conmemoración en esta fecha. San Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre) "el Gran Apóstol del Rosario", en 2002 publicó la Carta apostólica El Rosario de la Virgen María, donde, entre otros conceptos cita: "Con él, el pueblo cristiano aprende de María a contemplar la belleza del rostro de Cristo y a experimentar la profundidad de su amor. Mediante el Rosario, el creyente obtiene abundantes gracias, como recibiéndolas de las mismas manos de la Madre del Redentor".
ORACIÓN: Nuestra Señora del Rosario. En el silencio de este día naciente, vengo a pedirte la paz, la sabiduría y la fortaleza, quiero mirar al mundo con ojos llenos de amor para ser paciente, comprensivo, dulce y bueno, ver a tus hijos más allá de las apariencias como Tú misma los ves, cierra mis oídos a toda calumnia, guarda mi lengua de toda maledicencia, que sólo los pensamientos que bendicen moren en mi espíritu, que sea tan benevolente y tan alegre que todos aquellos que se me aproximen sientan tu presencia. Revísteme, Madre mía, de tu belleza y que, a lo largo de este día, yo te revele. Amén.

 

 

VIERNES 8

NUESTRA SEÑORA DEL BUEN REMEDIO

NUESTRA SEÑORA DEL BUEN REMEDIO, del latín, Remedius, en su acepción de auxilio, socorro y refugio (siglo XII). Patrona Principal de la Orden Trinitaria. La Orden de la Santísima Trinidad y de los Cautivos (Ordinis Sanctae Trinitatis et Captivorum) fundada por san Juan de Mata (1213; 17 de diciembre) cuya misión era rescatar a los cristianos presos y esclavizados por los infieles tiene, desde sus orígenes, a esta advocación mariana como su Patrona Principal. Existen diversas tradiciones acerca de su patronazgo. La más habitual relata que el Fundador de los trinitarios se encontraba tratando de liberar a cautivos, pero le faltaba dinero para lograrlo; entonces elevó sus plegarias a la Virgen María para que le ayudase a llevar a cabo su objetivo; continúa el piadoso relato señalando que la Virgen se le manifestó y entregó una bolsa con la cantidad suficiente para lograr la liberación de los cristianos. A partir de entonces se propagó su patronazgo para conseguir emancipar esclavos y cautivos. El 7 de octubre de 1571, al enfrentar el ejército español al turco en la Batalla de Lepanto, el virrey de Valencia invocó a la Virgen del Buen Remedio y, gracias a su intervención, se logró la victoria. El Papa Juan XXIII, en 1961, declaró a Nuestra Señora del Buen Remedio Patrona Principal de la Orden. Iconografía: la Virgen del Buen Remedio se encuentra ataviada con el hábito trinitario (blanco con una cruz roja con azul), en una de sus manos sostiene una bolsa de monedas, mientras con la otra carga al Niño, quien tiene en sus manos el escapulario trinitario. Si la imagen se representa sin el niño, suele ser la Virgen quien lleva los escapularios.
ORACION: Oh Dios, que por medio de la Virgen María ofreciste el remedio a los hombres: concédenos experimentar su patrocinio en todas las necesidades, y alcanzar los gozos eternos. Por Nuestro Señor Jesucristo. Amén.

 

MARTES 12

NUESTRA SEÑORA DEL PILAR

NUESTRA SEÑORA DEL PILAR, del latín pila, columna, pilastra, pilar (siglo I). Esta advocación mariana surge en la Península Ibérica; se dice que la Santísima Virgen María de pie sobre un pilar se le aparece al apóstol Santiago el Mayor (25 de julio), cuando éste se encuentra desolado en la ribera del río Ebro, cercano a la población española de Zaragoza, debido a las escasas conversiones de los paganos del lugar. Este hecho ocurre hacia el año 40 de la era cristiana, la Divina Señora solicita al Apóstol, que en ese lugar le fuese construido un templo y promete: "...Permaneceré en este sitio hasta el fin de los tiempos para que la virtud de Dios obre portentos y maravillas por mi intercesión con aquellos que en sus necesidades imploren mi patrocinio". Se reconoce como la primera aparición de la Santísima Virgen María en la Era Cristiana. El pontífice Clemente XII (1730-1740) fija en esta fecha la conmemoración y San Juan Pablo II (19782005; 22 de octubre) en 1984 la proclama "Patrona de la Hispanidad". Actualmente, La Pilarica cuenta con una Basílica ubicada en Zaragoza, España. Iconografía: María Santísima de pie, sobre un pilar, ataviada con vestido engalanado con hermosos bordados, porta en sus brazos al Niño Jesús. Plegaria: "Dios todopoderoso y eterno, que en la gloriosa Madre de tu Hijo has concedido un amparo celestial a cuantos la invocan con la secular advocación del Pilar, concédenos, por su intercesión, fortaleza en la fe, seguridad en la esperanza y constancia en el amor".

 

LUNE 18

SAN LUCAS, EVANGELISTA

SAN LUCAS EVANGELISTA, del latín: lucanus, "matinal", "luminoso" (s. I). Evangelista y mártir. Nace en Antioquía, Turquía. Es pagano y educado en la cultura griega. Médico de profesión. No pertenece al grupo de los Doce es discípulo y compañero en los viajes de san Pablo, quien le llama "Lucas, el médico amado" (Col 4, 14); se piensa que después de la muerte de san Pablo predica en Egipto y en Grecia. Es autor del tercer Evangelio y del Libro de los Hechos de los Apóstoles. En el prólogo de su Evangelio, indica que lo escribe para que los cristianos conociesen mejor las verdades en las que habían sido instruidos. En su Evangelio destaca la bondad de Jesús, su misericordia, diversos relatos de su infancia, así como narraciones de la Santísima Virgen. Se conjetura que María le narra escenas de la infancia de Jesús; por su desarrollo del tema mariano se le llama el "Cronista de la Virgen María". La tradición indica que muere martirizado en Patras. Iconografía: con túnica de época escribiendo. Su símbolo es un toro, tal vez por su fuerza de convencimiento o porque su Evangelio inicia con el relato del sacrificio de Zacarías en el templo de Jerusalén. Abogado de médicos, farmacéuticos, notarios, secretarios, escritores y pintores por su afición a este arte. Con motivo del "Reconocimiento del cuerpo de San Lucas" (15/X/2000), san Juan Pablo II (1978-2005; 22 de octubre) expresa: "San Lucas nos delinea también la figura de María en la Iglesia de los primeros tiempos, mostrándola presente en el Cenáculo en espera del Espíritu Santo (...) El grupo reunido en el Cenáculo constituye como la célula germinal de la Iglesia. Dentro de él María desempeña un papel doble: por una parte, intercede en favor del nacimiento de la Iglesia por obra del Espíritu Santo; y, por otra, comunica a la Iglesia naciente su experiencia de Jesús (...) Otra dimensión esencial de la vida cristiana y de la Iglesia, sobre la cual la narración lucana proyecta una luz intensa, es la de la misión evangelizadora. San Lucas indica el fundamento perenne de esta misión, es decir, la unicidad y la universalidad de la salvación realizada por Cristo...".

 

VIERNES 22

SAN JUAN PABLO II

SAN JUAN PABLO II, del hebreo, "Dios ha hecho gracia" y del latín, "pequeño", respectivamente (1920-2005). CCLXIV Papa. Karol Józef Wojtyla, su nombre en el siglo, nació en Wadowice, Polonia. En 1929 murió su madre y su padre, en 1941. Inició sus estudios en su poblado natal y los continuó en la universidad de Cracovia donde de forma paralela estudió teatro. En 1939 los nazis invadieron su país y Karol obtuvo trabajo en una cantera y, después, en una fábrica. Definió su vocación sacerdotal en 1942, ante la prohibición del Estado, de forma clandestina cursó sus estudios como seminarista ordenándose cuatro años después. Para continuar su instrucción viajó a Roma donde se convirtió en pastor y guía de polacos exiliado s en Francia, los Países Bajos y Bélgica. Se graduó como doctor en Teología, en 1948, año en el que volvió a su patria como vicario. Fue docente del seminario y de la universidad de Cracovia. En 1958 se le consagró Obispo de Olmi y auxiliar de Cracovia y, cuatro años más tarde, arzobispo de Cracovia. En 1967 fue creado cardenal. Participó en el Concilio Vaticano II (1962-1965). El 16 de octubre de 1978 se le eligió como el CCLXIV pontífice y tomó el nombre de Juan Pablo II. Su lema como Vicario de Cristo Totus tuus (Todo tuyo) refleja su amor a la Virgen María. Fue el primer Papa no italiano desde 1523. Durante su pontificado publicó 14 Encíclicas, 15 Exhortaciones apostólicas, 11 Constituciones apostólicas, 45 Cartas apostólicas; además escribió: Persona y acción (1969)
Cruzando el umbral de la esperanza (1994), Don y misterio (1996), Tríptico romano Meditaciones (2003), entre otros libros. Fue canonizado el 27 de abril de 2014, durante el pontificado de S. S. Francisco. San Juan Pablo II dejó una estela de cariño, respeto y admiración de creyentes y no creyentes; asimismo legó a la humanidad una serie de aforismos que dan muestra de su sensibilidad, inteligencia y humanismo, entre ellos: "La peor prisión es un corazón cerrado"; "La guerra es siempre una derrota de la humanidad"; "Por eso América: si quieres la paz, trabaja por la justicia. Si quieres la justicia defiende la vida. Si quieres la vida, abraza la verdad, la verdad revelada por Dios".

 

 

 

 

JUEVES 28

SANTOS SIMÓN Y JUDAS, APÓSTOLES

SANTOS SIMÓN "EL CANANEO" y JUDAS TADEO, del hebreo, "Dios ha escuchado y "alabanza a Dios", respectivamente (siglo I). Apóstoles y mártires. Pertenecieron a los Doce que acompañaron al Mesías. Por tradición, la Liturgia Romana, celebra la festividad de ambos en esta fecha, ya que -al parecer- predicaron juntos; asimismo, en las listas de los Doce siempre aparecen juntos (cf Mt 10,4; Mc 3,18; Lc 6,15; Hch 1, 13), pero de ellos no se hace mayor referencia. Los siguientes datos los aportó S. S, Benedicto XVI en su Catequesis del 11/X/2006. SIMON: "Simón recibe un epíteto diferente en las cuatro listas: mientras Mateo y Marcos lo llaman «Cananeo», Lucas en cambio lo define «Zelota». En realidad, los dos calificativos son equivalentes, pues significan lo mismo: en hebreo, el verbo qanà significa «ser celoso, apasionado» y se puede aplicar tanto a Dios, en cuanto que es celoso del pueblo que eligió (cf. Éx 20,5), como a los hombres que tienen celo ardiente por servir al Dios único con plena entrega, como Elías (cf. 1Re 19, 10) [...] es muy posible que [...] se distinguiera por un celo ardiente por la identidad judía y, consiguientemente, por Dios, por su pueblo y por la Ley divina". En el Nuevo Testamento es de quien se tienen menores referencias y es enlistado en el antepenúltimo sitio. Evangelizó en Egipto, Mesopotamia y después en Persia, junto con san Judas. De san JUDAS TADEO, el Pontífice expone: "así es llamado por la tradición, uniendo dos nombres diversos: mientras Mateo y Marcos lo llaman simplemente «Tadeo» (Mt 10, 3; Mc 3,18), Lucas lo llama «Judas de Santiago» (Lc 6, 16; Hch 1,13). No se sabe a ciencia cierta de dónde viene el sobrenombre Tadeo y se explica como proveniente del arameo taddá, que quiere decir «pecho» y por tanto significaría "magnánimo", o como una abreviación de un nombre griego como «Teodoro, Teódoto». Se sabe poco de él. Sólo san Juan señala una petición que hizo a Jesús durante la última Cena. Tadeo le dice al Señor: «Señor, ¿qué pasa para que te vayas a manifestar a nosotros y no al mundo?»". Judas Tadeo es denominado por san Lucas "hijo de Santiago" y le cita en su Evangelio en el penúltimo lugar entre los Doce (6, 12-19); por su parte, Marcos (3, 18) le llama Tadeo al igual que Mateo. Se le atribuye una Carta o Epístola canónica en el Nuevo Testamento, donde exhorta a los cristianos a mantenerse firmes en la fe, denuncia a los falsos maestros y ataca a los agnósticos (doctrina que afirma que la existencia de Dios y otros seres espirituales no es segura, pero tampoco imposible). En el siglo XIV, durante una revelación, Jesús le indica a santa Brígida de Suecia (23 de julio) que cuando quisiera conseguir ciertos favores, pidiera la intercesión de Judas Tadeo. La muerte de ambos Apóstoles tuvo lugar, según la ubican la mayor parte de los estudios, en Persia. Simón fue aserrado por la mitad de su cuerpo y a Judas lo mataron a golpes de maza.